Las colisiones enunciativas y la fuerza de la princesa Leia

Publicado en Lacan Cotidiano N° 25

Carrie Fisher habría regalado una lengua de vaca en una caja de Tiffany con un lazo blanco a un productor de Sony que había acosado sexualmente a una amiga cantante. “Si alguna vez vuelves a tocar a mi querida Heather, o a cualquier otra mujer, la siguiente entrega será algo tuyo metido en una caja más pequeña”, decía la dedicatoria[1].

Esto se sabe porque Ashley Judd y otras actrices desencadenaron una colisión enunciativa[2] a pocos días de que se estuviera registrando la colisión de las estrellas de neutrones, con mil veces el poder de una supernova, y que confirma por quinta vez la teoría einsteniana de que el espacio-tiempo es un solo tejido en el que se producen ondas a partir de esas colisiones.  A partir de allí al menos veinte grandes actrices de Hollywood alegaron haber sido acosadas o violadas por el superpoderoso productor de Hollywood Harvey Weinstein.

Read more